En este artículo vamos a centrarnos en redactar unas etiquetas de título <title> correctas para nuestra Web, por diferentes razones:

  • El texto entre etiquetas <title> se mostrará en los resultados de búsqueda de los buscadores como Google, y por tanto se trata de una ayuda para tu página para obtener clics y visitas de calidad, aumentando el tráfico.
  • Evidentemente, el título de nuestras páginas es un elemento importante de SEO, ya que cuando alguien realiza una búsqueda, las palabras que coinciden con la búsqueda aparecerán remarcadas en azul, atrayendo dichos clics.
  • Cuando compartes algún artículo en Facebook, aparece el título de la página, y todos sabemos la importancia que aporta Google a redes sociales, siendo éstos un factor de peso en cuanto a la clasificación de tu Web en los rankings de Internet.

Por ello, aconsejamos -si tienes un rato, claro- echar un vistazo a estos consejos, para demarcarte de la competencia, y podrás mejorar el posicionamiento de tu web en los resultados de búsqueda.

Sintaxis HTML:

La etiqueta title se encuentra entre las cabeceras <head> y </head> del código de tu página Web, tal como y puedes ver:

<head>

<title>Título de tu página Web</title>

</head>

¿La tienes localizada? Perfecto! Pues a por ella…

Longitud. No todo en esta vida cuanto más grande mejor. Ni muy grande ni muy pequeña, necesitaremos una etiqueta de título que no sobrepase los 70 caracteres, ya que algunos buscadores muestran los primeros 66 caracteres y el resto lo rellenan con puntos suspensivos, como puedes ver en la imagen:

titulo-pagina-web

Mapa de calor. La gente que busca en Internet lo hace con rapidez, es por ello que nuestro título y descripción debe ser lo suficientemente atractivo para los visitantes, que centrarán unos pocos segundos en echar un vistazo a lo que aparece en la parte superior izquierda. Si sabemos el comportamiento de los usuarios: ¿por qué no redactar algo vistoso que capte la atención del visitante?

Veamos el comportamiento de los usuarios desde el siguiente vídeo.

Si tenemos unos 66 caracteres, ¿por qué usar un nombre corto? Aprovecha el máximo para de caracteres facilitar la vida a tus visitantes y a los buscadores, y por supuesto para posicionar más palabras clave ;)

Título tipo “Home” o “Inicio”. A la hora de crear un título para la página principal, puede parecer lógico llamar así a nuestra página, pero no es un nombre que ayude ni a los buscadores ni a las personas que visitan tu página. Además, estás desaprovechando caracteres muy valiosos…y ¿tampoco querrás posicionarte en Google con el término home o inicio,no? Pues ya sabes.

Si buscas en Google por la palabra “inicio”, verás la cantidad de páginas que tienen ese título en su Web…

Dominio. Otra práctica extendida es utilizar el dominio de tu web para ponerla como principio del título. Lo mismo: estamos desaprovechando caracteres valiosos. Es más, Google, cuando buscas por algún término, te lo marca tanto en el título como en la descripción, como en el dominio.

Por tanto, es información redundante que estamos aportando, ya que es preferible mostrar en esta información lo que hacemos y no nuestro dominio.

Palabras clave inexistentes. Como hemos comentado anteriormente, el propósito del título es decir a la gente y a los buscadores qué es lo que van a encontrar en nuestra Web. Si no tenemos palabras clave en nuestro título, algo estamos haciendo mal.

Demasiadas palabras clave. Si nuestra etiqueta está hasta arriba de palabras clave, quizá posicione bien para varios términos de búsqueda en Internet, pero no nos olvidemos que estamos redactando también para personas, y puede echar atrás a un posible visitante, que vea en el título: “Naranjas valencianas, naranjas de valencia, jugosas naranjas…” no sería mejor: “Jugosas naranjas de valencia, muy dulces. Perfectas para zumo”.

Ubicación. Es recomendable incluir la ubicación en el título en casos en los que quiera dirigirse a usuarios de la zona geográfica en concreto. De esta forma una vez más facilitamos la vida al buscador y a ese potencial visitante.

Nombre de la empresa. Siempre uno piensa que el nombre de su empresa es la imagen que debe transmitir, y uno a veces está tentado de hacerse hasta una camiseta…pero no es muy recomendable poner en el título el nombre de la empresa, por los mismos motivos que comentábamos con respecto al dominio: perdemos caracteres y si el título de mi página -aunque sea la home- se llama applicacion, ¿qué información aporto? Seguramente esté perdiendo clics.

Si buscas “Twitter” en Google podréis ver que el título de la página es Twitter a secas, pero a no ser que tengas millones de visitas diarias y un nombre sobradamente conocido, no te lo aconsejo.

En resumidas cuentas: tengo que colocar palabras clave, pero ni muchas ni pocas, mi ubicación, evitar el nombre de mi empresa y cosas como “inicio” o “home”, al mismo tiempo que resulte atractivo para los buscadores y usuarios….muy bien…vamos, como en esta vida: todo en su justa medida.

¿Alguien quiere rizar el rizo? Comentarios, ideas y preocupaciones varias serán bienvenidas ;)

Imagen de portada propiedad de Shutterstock